Instrumentos musicales: El piano


Publicado el 02.03.2014 por para NotasMusicales.org
Aprendizaje Música Piano
Publicidad


Hoy voy a acercarte al mundo de los instrumentos musicales. Los instrumentos musicales se dividen en diferentes grupos o familias, dependiendo del material del que estén compuestos o de la manera con la que se obtiene su música. En este artículo te hablaré del piano, un instrumento musical de no muy larga vida pero cuyo protagonismo ha sido muy notorio desde el siglo XIX, con el auge del Romanticismo.

El piano es un instrumento de cuerda percutida. Es de cuerda porque el sonido se obtiene mediante la manipulación de unas cuerdas. Y es de cuerda percutida, ya que el sonido se obtiene mediante la percusión de esas cuerdas por medio de unos macillos. El piano es de reciente creación, ya que su nacimiento viene precedido de su antecesor, el clave o clavicémbalo, que se diferencia con el piano en la forma de manipular esas cuerdas. El clave obtenía su sonido mediante el punteo de sus cuerdas, por medio de una especie de aguja. El motivo por el cual el clave se terminó por usar era su incapacidad por crear matices sonoros (cambios en la intensidad del sonido), muy propios del Clasicismo y, sobretodo, del Romanticismo, época donde el piano tuvo su mayor esplendor, en la cual se escribieron muchísimas piezas para este instrumento, tanto de forma orquestal como solista.

El piano

El mecanismo por el cual el sonido es obtenido es bastante complejo, atravesando infinidad de mecanismos hasta llegar a un macillo, encargado de percutir la cuerda (o cuerdas, ya que para sacar diferentes armónicos de la nota base, se utilizaban diferentes cuerdas, con el fin de enriquecer el brillo del sonido en algunas de ellas). El piano cuenta, además de tres pedales (a veces dos) con diferentes funciones. Uno de los pedales sirve para alargar el sonido de todas las notas que son activadas; otro apaga el sonido, haciéndolo más ensombrecido y con no tanto brillo. Finalmente existe otro que lo que hará es, más o menos, lo que hace el primer pedal, la nota activada será la única que permanecerá sin apagarse (hasta que la vibración de la cuerda cese), mientras que las demás teclas podrán ser tocadas, pero una vez soltada esa tecla dejará de sonar.

Es de mencionar que el piano, a la vez que cuenta con un sistema de percusión, también cuenta con un sistema de apagado, el cual, mediante el uso de una especie de tela, apagará la cuerda, haciendo que la vibración cese y, por tanto el sonido deje de emitirse. Es por ello que dos de los pedales anteriormente descritos harán uso de este método para su función. El pedal de apagado hará uso de otra especie de tela que se encontrará, una vez accionado, entre la cuerda y el macillo, amortiguando el golpe contra las cuerdas y haciendo, por ende que su sonido sea mucho más suave y no tan brillante.

Eso es el piano. Un armario de música, muy pesado, de múltiples tamaños y tipos, con 88 teclas, las cuales 36 son negras. Uno de los instrumentos estrella en el Romanticismo y que, al igual que el arpa y la guitarra clásica, no se encuentran dentro de una orquesta a menos que el compositor en la obra lo especifique.


Publicidad


Comparte esta nota:
Deja tu comentario
Tu Comentario